En el momento en que nació mi primera hija mis prioridades y mi manera de ver la vida cambiaron de una manera radical. No fue cumplir 18 años lo que me hizo madurar, tampoco mi primer novio, licenciarme en la facultad o firmar la hipoteca, sino ser madre.  Ya había oído decir que el nacimiento de un hijo cambiaba la vida y ya me imaginaba que sería así, claro, ¿cómo no iba a serlo? Pero… ¿tanto?

Lo que realmente produjo un cambio profundo en mí fue el momento en que tomé conciencia de que un pequeño ser humano dependía totalmente de mis cuidados y responsabilidad. Desde entonces cosas a las que no les daba importancia empezaron a ser trascendentes para mí, básicamente procurar un ambiente sano para mi hija… y para la familia que fue llegando.

Una de las cosas que me planteé y que intenté averiguar era si es posible vivir sin tóxicos.

Después de leer páginas y artículos científicos sobre el tema, me di cuenta de que personalmente yo no sería capaz de vivir sin tóxicos, ya que el bienestar y el progreso de la sociedad en la que vivimos tiene el coste de convivir con una cifra escalofriantemente elevada de sustancias químicas sintéticas, así como la exposición a radiaciones de nuestros cuerpos de una manera bastante inconsciente que puede producir efectos nocivos para nuestra salud.

Un dato sorprendente proporcionado por la EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) es que el aire interior de nuestras casas puede estar más contaminado que el exterior. La exposición continua, entre otros factores, a productos que utilizamos para limpiar nuestros hogares, penetran en nuestras células con el riesgo de dañarlas o desarrollar sensibilidades químicas.

Por ello, uno de mis primeros propósitos para reducir la carga tóxica en mi hogar ha sido utilizar mis apreciados aceites esenciales para la limpieza diaria de la casa. Por ejemplo, para la cocina utilizo bicarbonato, Thieves 3 gotas, Purificación 3 gotas y limón. En verano suelo añadir 1 gota de Menta para que no se acerquen las hormigas. Para muebles solo Purificación y Thieves. Va muy bien y el olor es muy bueno.

Si quieres saber cómo utilizo los aceites esenciales para limpiar mi hogar puedes contactar conmigo por correo electrónico, Facebook Messenger o dejar un comentario y contacto. ¿Te parece bien?


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Loading...